24 de mayo de 2015

La rendija de la puerta

Fragmento del Poema de Jairo Rojas Rojas


 
Suena cuando cae en el agua
la gran lluvia siempre
en el fluvial valle con forma de lágrima
derramada por todo el cuerpo
[de calor, herido
por el sol que no salía de casa, odiado en voz baja
la vista descansaba con el agua hasta el cielo,
los oídos regresaban a su puesto,
bailaban acá tantas gotas y sonaban allá como gritos
adentro,
vistos también allá en el parque
de los especialistas en perder el tiempo,
ésos que viendo por la ventana sonora preguntaban
por horas y horas
las distancias que hay entre A----------------B
la gran lluvia no nos atormentaba
siempre seguía oculta
en las habitaciones,
dentro de uno mismo
y nos llevaba a tendernos en el suelo
sin más ambición, mirando el techo
la lluvia
venía por el lado del amor
a pesar
de sus tonalidades,
la razón burlaba,
desairaba
las incorregibles preocupaciones
a media voz
moldeada en color vasto
como un ritual para callarse de una vez por todas
nadie sabía su origen,
su constancia
invierno largo que siempre empezaba
lloviendo sobre agua, verde sobre verde,
todo muy amarillo
alto
que tomaba la cabeza de los distraídos y la sumergía en
[agua, con ganas,
midiendo las ganas de vivir
nada entendíamos en aquellos días,
nada entendemos ahora
pero no nos importa
.

La rendija de la puerta
©Jairo Rojas Rojas
Caracas - Venezuela 2013
IV Bienal Ramón Palomares
Poesía
GANADOR 2010

Comparte en

Seguro también te gustan

La rendija de la puerta
4/ 5
Oleh

Suscripción por email

Suscríbete por correo electrónico y recibe notificaciones de nuevas entradas.

Deja un comentario o sugerencia